Estas 10 imágenes pueden cambiar su opinión sobre el aborto


Estas crudas imágenes hablan más que mil palabras, y es algunas veces las imágenes tienen el poder de cambiar la forma de pensar de las personas. Las fotos que te mostraremos a continuación pertenecen a las víctimas de abortos en el segundo trimestre de embarazo. Estas fotos hablan de las vidas y generaciones de niños no nacidos, todos perdidos por el aborto.

La ciencia afirma que los niños no son “grupos de células” o “tejidos”, sino seres humanos que son capaces de más de lo que imaginamos. Las mentiras de la industria del aborto que rodean el desarrollo fetal pueden ser dejadas de lado gracias a los avances en ciencia y tecnología. Aunque la ciencia y la razón nos dicen que los niños que se encuentran en el vientre de la madre son seres humanos. Sin embargo, en los Estados Unidos el aborto es legal y lamentablemente se puede interrumpir el embarazo y matar a la criatura hasta el momento del nacimiento.

Los niños en estas fotografías fueron abortados en el Hospital de la Universidad de Wisconsin a principios de los años ochenta. Eventualmente fueron sacados clandestinamente del laboratorio de patología, entregados a una Sociedad Pro-vida llamada Citizens, y luego le proporcionaron entierros adecuados.

(Imágenes cortesía de ProLifeSociety.com y ImagesOfAbortion.com).

Advertencia: contiene algunas imágenes gráficas y fuertes.

La delicada mano humana de un niño que sufrió un aborto. Tenga en observa las pequeñas uñas.

Este niño fue abortado a las 18 semanas de gestación usando el método de aborto con solución salina: tenga en cuenta la piel quemada y las manos bien formadas.

 

El bebé de 18 semanas en las fotos de arriba fue abortado usando el método de aborto con solución salina, el cual tiene una alta tasa de niños que nacen vivos, incluyendo sobrevivientes como Melissa Ohden y Gianna Jessen. Durante un aborto con solución salina, el niño es quemado vivo en el útero de su madre a través de una solución salina que se inyecta a la madre. El niño, que puede sentir dolor en un nivel extremo, tarda horas en morir antes de que la madre dé a luz a un bebé muerto.

 

Este otro niño recién nacido fue abortado a las 21 semanas de gestación a través de un aborto con Prostaglandina.

Este niño recién nacido fue abortado a las 21 semanas de gestación a través de un aborto con Prostaglandina.

Este niño de 21 semanas de nacido fue asesinado a través de un aborto con prostaglandinas.

 

Un aborto con prostaglandinas, el mismo que mató a los niños antes de nacer representados en la foto, acaba con la vida de estos niños de una forma inhumana. A través del uso de una hormona química llamada prostaglandina. Los niños mueren por ser prematuros y no poder soportar el trauma de un trabajo violento provocado por el químico. No obstante muchos niños abortados con este método han logrado sobrevivir.

En el siguiente video, el ex abortista Dr. Anthony Levatino analiza el procedimiento común de aborto con D & E utilizado entre las 13 y 24 semanas de gestación en niños como los que se muestran arriba:

Los niños de 21 semanas en adelante son abortados con este método todos los días, y aún así pueden sobrevivir fuera del útero con intervención médica, incluidos niños como Benson. Sorprendentemente, los bebés mayores de esta edad son abortados en los Estados Unidos por cualquier motivo a pesar del hecho de que muchos pueden sobrevivir con o sin la necesidad de intervención médica.

Cuando miramos las imágenes de ultrasonido y escuchamos a los expertos, podemos ver claramente que los fetos son niños humanos. Sin embargo, no esto no ha sido suficiente para convencer a los grupos y políticos pro-aborto de que la matanza sin sentido debe terminar. Quizás, si retiramos la cortina y miramos las imágenes de los niños abortados después de las 20 semanas, veremos y admitiremos la verdad.

El Dr. Levatino describe cómo los abortistas matan a estos niños en el tercer trimestre:

Las imágenes son inquietantes, pero demuestran la humanidad de los fetos.


DEJA TU COMENTARIO

Estas 10 imágenes pueden cambiar su opinión sobre el aborto