Le dispararon y la dejaron por muerta, pero se equivocaron, antes de morir ella delató a su agresor y contó lo sucedido.


México – Yucatán – Con un disparo en el cuello y dos en la espalda fue dejada, para que muriera, una mujer identificada como Gabriela Cauich, en un camino de terrecería en la colonia Yaxché ubicada en la Región 214, luego de ser “levantada”, la madrugada de este viernes por un comando.

De acuerdo al reporte preliminar por parte de las autoridades, la mujer fue secuestrada a las 00:50 horas de ayer, cuando salía de su casa ubicada en la Región 102, por varios sujetos, quienes la sujetaron y la subieron a la metieron en la cajuela de un auto.

Los sujetos trasladaron a la mujer a un camino de terracería en la colonia Yaxche en la Región 214, donde la bajaron y le dispararon en dos ocasiones dejándola tirada en ese sitio para que muriera desangrada, pero afortunadamente una persona que cruzaba por el camino de terrecería se percató de la mujer, quien se encontraba tirada malherida y reportó el hecho al número de emergencias 911.

Al lugar acudió una patrulla de Seguridad Pública, cuyos oficiales lograron localizaron a la mujer que había sido reportada, la cual se encontraba tirada boca arriba en medio de un charco de sangre, inmediatamente los oficiales acordonaron el lugar como parte del protocolo seguridad y solicitaron el apoyo de una ambulancia.

Agentes de la Policía Ministerial entrevistaron a la mujer, quien dijo llamarse Gabriela Cauich de 22 años de edad, originaria del estado de Yucatán, la cual les explicó que varias personas entre éstas una que conoce con el apodo de “Mi Leche”, la sujetaron cuando salía de su casa ubicada en la Región 102 y la metieron en la cajuela de un vehículo trasladándola al lugar donde se encontraba donde le dispararon y posteriormente se retiraron.

La mujer vestía con una blusa de varios colores y un short blanco, la cual presentaba dos disparos en la espalda y uno en el cuello, siendo su estado de salud grave, la cual fue atendida por paramédicos de la Cruz Roja para posterior trasladarla al Hospital General para que recibiera atención donde posteriormente murió.

En el lugar de los hechos peritos de la Vicefiscalía General de Justicia del Estado encontraron dos casquillos calibre 45 y uno calibre 380, los cuales aseguraron como evidencias.

ESTE ES UN ENLACE A LAS FOTOS FUERTES


DEJA TU COMENTARIO

Le dispararon y la dejaron por muerta, pero se equivocaron, antes de morir ella delató a su agresor y contó lo sucedido.